#366lecturas

 

JoseLitro

 

Quan comença l’any som molts qui ens fem diferents propòsits. A la Biblioteca de Montijo el seu bibliotecari JoséLitro s’ha fet el propòsit de llençar el repte #366lecturas. Ens agrada molt i us animem a seguir-lo a ell i a la biblioteca tant a Facebook com a Twitter. Voleu saber de què va? Ell ens ho explica:

 

#366Lecturas

Empieza el año y, como cada mañana, me dedico durante un tiempo a actualizar las
redes sociales de la biblioteca. Y, como cada mañana, mi mujer y yo repetimos la misma conversación:

Ella me mira extrañada y me dice:
– ¿Pero qué haces ahora con el móvil?
Y yo:
– Trabajando.
– ¿Trabajando? Si estás de vacaciones.
– Ya, pero es que he pensado en lanzar un reto a través de las redes sociales y tengo que
subir las primeras líneas de un libro todos los días…
– ¡Pero si estás de vacaciones! ¿Para qué te metes en nuevas historias?

Y yo me quedo pensando y sé que tiene razón. Si estoy de vacaciones, ¿Por qué no me
dedico a descansar unos días y desconecto un poco del curro? Y la respuesta me la dio el 50% @BiblioCazalla que lleva las redes sociales… Pues porque soy “culillo inquieto”, porque no puedo parar y, sobre todo, porque soy bibliotecario. Y un bibliotecario es lo más parecido que existe a un superhéroe y tiene que estar alerta 24 horas al día y 365 días al año (366 si es bisiesto).

Así que ahí estoy yo, como cada mañana, antes de tomarme mi café y mis tostadas, subiendo el reto de las #366Lecturas que me he propuesto realizar este año. Y es que esto de marcarme retos diferentes cada año no es nuevo. Todo comenzó (aquí toca hacer unflashback) a finales de 2016. Por entonces la biblioteca tenía presencia en las Redes Sociales, sobre todo en Facebook. Aunque a decir verdad lo hacía de manera casi clandestina y cuando subía alguna cosa o interactuaba con alguno de los usuarios, me sentía como si realmente no estuviera trabajando y como si, desde el exterior, todo el mundo comentaría que vaya manera de perder el tiempo en la biblioteca… Pero entonces, me di cuenta de que realmente las redes sociales son un aspecto fundamental en nuestra sociedad y que las bibliotecas no podemos ser ajenas a ellas. Y que no solo forman parte de nuestro trabajo, sino que deberían de ser uno de los aspectos fundamentales del mismo.

Fue entonces cuando me propuse mi primer reto. En 2017, a partir del 1 de enero,cada día subiríamos una portada de un libro recomendado. No se trataba de subir novedades o libros muy conocidos, sino bucear un poco entre el catálogo y encontrar algunas joyas que no siempre son conocidas. A nuestra recomendación diaria la acompañábamos del hashtag #LibrosAManta, una expresión muy típica de Montijo. Nuestros objetivos estaban claros: promover el uso de las TIC, dar visibilidad a la biblioteca en redes sociales y aumentar el número de seguidores en dichas redes.

Al principio me daba la impresión de que estaba haciendo el pardillo y que nadie leía estas recomendaciones, pero la magia de Internet se hizo presente y poco a poco comenzaron a crecer las interacciones con nuestros perfiles en lasredes. Llegaron los likes, los comentarios y, sobre todo, los nuevos seguidores. Y usuarios que venían preguntando por aquel libro que habían visto el día anterior.

Así que, para 2018 decidí que había que seguir con la dinámica y pensé en cambiar de reto. Cada mañana, siempre a la misma hora, lanzaría un saludo musical a todos nuestros seguidores. Con ello hemos creado una playlist con lo mejor de lo mejor (porque para eso lo he hecho yo, que tengo muy buen gusto). Y, día tras día, mes tras mes, ves que las interacciones se van sumando (esto de las redes sociales debería de contar para las #EstadísticasUp).

Durante estos últimos 12 meses Twitter ha ido ganando terreno frente a Facebook. Hace un par de años la red social de Mark Zuckerberg triplicaba a la del pajarillo… hoy por hoy los números son tan parejos que de un momento a otro creo que vamos a vivir un auténtico “sorpasso”. Y, además, las redes sociales nos han servido para estrechar lazos a las bibliotecas (y a l@s bibliotecari@s), ver que no estamos solas y que juntas podemos hacer muchas cosas.

Y cuando 2018 agonizaba, llegó la hora de asumir un nuevo reto. Fue entonces cuando me planteé las #366Lecturas. Y para dinamizar y darle un poco más de movimiento a las redes, pensé en proponer 366 inicios para otras tantas lecturas.

Así que todas las mañanas, cuando me levanto, he añadido una nueva rutina a mis quehaceres diarios. Entro en las redes sociales de la Biblioteca de Montijo y subo las primeras líneas del libro que me toca cada día (sí, ya tengo hecho un calendario con las 366 lecturas que vamos a recomendar durante todo el año) y lanzo una encuesta donde poder elegir a qué libro corresponde ese inicio. Habrá libros muy sencillos (desde la Biblia hasta el Quijote), otros muy evidentes (porque en esas primeras líneas aparece el título o algún personaje muy conocido) y otros un poco más rebuscados que solo unos pocos locos de los libros habrán leído.

Y así me pasaré los 366 días que tiene este 2020, enredado entre libros. Da igual que sea día laborable, que sea sábado o domingo, que lleguen las vacaciones de semana santa o las de verano. Ahí estaré, espero, puntual a la que ya es una cita casi que obligada.

¿Y merece la pena todo esto? Pues depende. Si lo miramos desde el punto de vista económico, sigo siendo igual de pobre que cuando empecé con estas ideas. Ahora, si lo miramos desde el punto de vista de la satisfacción personal, soy mucho más rico. Y es que creo que, gracias a las redes sociales, hemos conseguido poner a Montijo, un pueblo extremeño de apenas 16.000 habitantes, en el mapa bibliotecario. ¿Y quién me iba a decir esto a mí hace apenas dos años? Que iban a conocer a Montijo desde Cádiz hasta Hernani, desde Salamanca a Cambrils, desde A Coruña hasta Cazalla de la Sierra. Y que gracias a Internet iba a conocer a gente tan extraordinaria como las que llevan las redes sociales en otras bibliotecas (es el momento de hacerle la pelota a l@s compis por si tengo que volver a pedirles algún que otro favorcillo).

Y ahora es vuestro turno, porque como como ya os he dicho, de vosotros depende el
éxito de esta empresa. Si me queréis, seguid a la Biblioteca de Montijo en Facebook
y Twitter , pasad cada día por la encuesta de las #366Lecturas, votad (que a eso en este país ya estamos acostumbrados), dejadme vuestros comentarios (si incluís el hashtag #366Lecturas ya seréis mis ídol@s) y, sobre todo, dadle al LIKE.

¡Nos vemos en las redes!